Tijuana-Banner-Predial

Acusan a municipales de inhibir labor humanitaria en El Chaparral

Por: Octavio Fabela Ballinas

TIJUANA, BAJA CALIFORNIA A 14 DE ENERO DE 2021.- Un grupo de activistas provenientes de Michoacán aseguran que fueron amedrentadas por los agentes de la Policía Municipal, que custodian el campamento de El Chaparral advirtiéndolas de que quienes ahí habitan son peligrosos y podrían causarles daño.

Laura Orozco, integrante de la asociación Familiares Caminando por Justicia detalló que, en tres ocasiones hubo elementos que las hostigaron cuestionando su trabajo e identidad, además que les advirtieron de que los migrantes la podían “asaltar o acuchillar”, deslindándose de protegerlas y resguardar su seguridad.

“Una de las ocasiones nos dijeron que si nos asaltaban o nos acuchillaban era sobre nuestro riesgo, entonces les hicimos saber que esa era su función, resguardar la seguridad, porque de lo contrario no estaban realizando su función de manera adecuada y decidimos mejor no ingresar”, relató.

Fabiola Rayas, también integrante de la asociación compartió que esta actividad ya la realizaron previamente en albergues y con migrantes en la ciudad de Tapachula, Chiapas y ahora sería en Tijuana para complementar su actividad.

“Nos parece muy grave, como defensoras de derechos humanos, que la policía que está resguardando el lugar criminalice a los migrantes de esa manera, sabiendo que hay familias, y que ellos sean los que propicien esta situación de que, personas externas que se acercan a ayudarlos, por esa criminalización, mejor se retiren para que no realicen esa ayuda”, lamentó.

Las activistas que se mantuvieron una semana en Tijuana realizaron la actividad afuera del perímetro del campamento, aunque les negaron el trabajo, que consistía en intercambiar prendas nuevas y de manera intimidatoria, uno de los policías les pedía que se retiraran amenazándolas de que podrían hacer uso de la fuerza pública.