Sindicatura-abril2022

Escuelas continúan vandalizadas y abandonadas

Por: Octavio Fabela Ballinas

TIJUANA, BAJA CALIFORNIA A 22 DE SEPTIEMBRE DE 2022.- Directores de dos escuelas denunciaron que sus edificios siguen siendo vandalizados y el deterioro por el paso del tiempo y la falta de atención son ya un asunto preocupante afirmó la subdirectora del turno matutino del Centro Integral de Educción en el Ejido Francisco Villa, Yunuen Arreola.

En entrevista, explicó que en este momento lo urgente es la habilitación uno de los módulos de baño ya que durante la pandemia los vándalos se robaron hasta las tazas de la escuela, también saquearon los aires acondicionados y actualmente solo existe uno que también fue dañado.

Añadió que todo el plantel necesita pintura además de que 25 alumnos no tienen pupitre y toman las clases sentados en bancos o en sillas que trajeron de sus casas. Los equipos de cómputo también fueron robados y las puertas metálicas de los salones fueron dañadas seriamente por, lo que tuvieron que optar por dejar la escuela abierta y así evitar daños al edificio.

Por su parte, Luis Martín Sainz Mendoza, director del mismo centro Integral Francisco Villa en el turno vespertino, añadió que apenas el viernes 16 de septiembre, la escuela fue robada. Los ladrones destruyeron la puerta metálica de la dirección y sustrajeron herramientas, algunos aparatos eléctricos, computadora y enceres que pudieran comercializar con rapidez.

Añadió que la calle que conduce al acceso principal se encuentra diariamente enlodada ya que del conjunto habitacional aledaño abrieron una boca de tormenta pro la que todos los días fluyen derrames de agua residual, lo que provoca problemas para la entrada y salida de los niños y el tránsito de los padres que acuden a llevarlos y recogerlos.

Además de los baños vandalizados, el único módulo sanitario con el que se cuenta para ser utilizado por los 800 alumnos que acuden a esa institución, continuamente tiene que ser suspendido ya que la tubería se daña por la espesa vegetación que hay en el patio de la escuela por lo que también es necesario sustituir todo el sistema de drenaje sanitario.

El problema es tal, que en las primeras tres semanas de clases ya tuvieron que suspender actividades un día por problemas de salubridad en los sanitarios.

Por su parte, el director de la primaria Ramos Millán, Marco Antonio Pacheco Peña calculó que reponer la totalidad de los techos que tienen más de 40 años costaría cinco millones de pesos, los actuales son de madera que ya está podrida, por lo que la impermeabilización que hacen cada ciclo escolar solo dura tres meses antes de caerse.

Añadió que la escuela está colindante con dos laderas lo que provoca que continuamente se ladee la barda perimetral y la totalidad del patio muestra desniveles que lo hacen peligroso para los niños que juegan en ella.

Hace unas semanas, el secretario de Educción de Baja California, Gerardo Solís Benavides calculó que el presupuesto para mantenimiento de escuelas que solicitará al congreso del estado para ejercerlo durante el 2023 rondará los 350 millones de pesos, cantidad que los directores consultados, consideran será insuficientes para atender las necesidades de las casi mil escuelas que funcionan en la ciudad.