Gobierno genera debates inútiles para no atender la justicia: Sicilia

Por Octavio Fabela Ballinas
TIJUANA, BAJA CALIFORNIA A 13 DE OCTUBRE DE 2021.- El Estado mexicano, al criticar a quienes demandan justicia se pone del lado de los victimarios, además genera un debate inútil, sobre temas irrelevantes, que no conduce a ningún lado, por eso, los ciudadanos debemos exigir que se atienda la agenda de la justicia y gritarle al gobierno y a los políticos: ¡Así no!, explicó el poeta y activista Javier Sicilia.

El activista estuvo e Tijuana como parte del recorrido que realiza en los diferentes campus de Cetys Universidad para acompañar a los autores del libro “Las proporciones de la resistencia” que fue editado por esa casa de estudios aseguró que el discurso en contra de quienes exigen justicia muestra que el gobierno está de lado de los victimarios.

“Tienen que entender tanto partidos como el Gobierno como los Estados o los gobiernos de los Estados como el Gobierno federal que no somos enemigos pero que la conducta que ellos están asumiendo al vernos como adversarios es una conducta que se pone del lado de los originarios y ponerse del lado de los victimarios es ponerse del lado de la dignidad del país”.

Advirtió que él y las familias de quienes han sido víctimas de la violencia “no perseguimos ningún fin político, no queremos ningún poder, queremos simplemente la dignidad, la justicia y la verdad para poder hacer de este país un lugar en el que podamos vivir”.

“No somos sus adversarios, ustedes se están volviendo nuestros enemigos porque nos maltratan, nos vean como si fuéramos un partido político que tiene intereses… queremos simplemente el país que nos arrebató el crimen. la negligencia y la corrupción del Estado”.

Por ello lamentó que tanto el ejecutivo federal como los gobiernos estatales prefieran enfrascarse en debates inútiles como el del Tren Maya y con ello pretendan desviar la atención y “no poner como punto y exigencia fundamentales del del país y del estado la justicia, la verdad y la paz, sin ellos no hay ninguna democracia”.

Denuncia