Sindicatura-abril2022

Marchan para exigir justicia por artista de cosplay asesinado en Tijuana

Por: Octavio Fabela    

TIJUANA, BAJA CALIFORNIA A 1 DE JULIO DE 2022.- Como un joven sin enemigos del que sus padres siempre estaban al pendiente, un muchacho amigable, alegre y simpático recordaron a Kike Cosplay, el joven que fue asesinado hace un par de semanas y que se dedicaba al Cosplay, o caracterización de personajes de anime.

Mario Verduzco Montoya y Refugio Bojórquez, padres de Enrique Verduzco, mejor conocido como Kike’s Cosplay estuvieron presentes en una manifestación realizada esta tarde para exigir a las autoridades, esclarezcan su asesinato.

Los padres de Kike descartan que haya sido víctima de robo.

Además de los familiares se hicieron presentes decenas de personas, entre amigos y seguidores para reiterar el reclamo de que las investigaciones den con los responsables del homicidio cometido el 13 de junio, justo el día de su participación como jurado en un evento del Centro Cultural Tijuana (Cecut).

“Yo creo aún en la justicia, tengo mucha fe en que este caso se va a resolver, si no pues, yo no quiero que quede impune la muerte de mi hijo”, comentó el señor Verduzco.

Hasta el momento, las autoridades solo afirman que hay una investigación en proceso, sin embargo, se desconoce el móvil del caso a casi 20 días del lamentable hecho.

Jessica Abigail es una de las más de 26 mil seguidoras en redes sociales de la figura pública asesinada en Loma Bonita, afirmó que en un inicio cuando se enteró del homicidio, no se imaginó que la víctima se tratara de Kike, sino un caso más de violencia que acontece en esta ciudad.

“Quiero justicia para mi amigo, necesito que hagan algo, no nos podemos quedar así, necesitan hacer algo por él”, comentó Elen, una joven que tenía más de 6 años de conocerlo y que fue testigo de su ascenso dentro del medio en el que se desenvolvía Kike.

El grupo se dirigió a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado para seguir con su petición de “Justicia para Kike”, tal y como se escucha en las consignas de los manifestantes donde reiteran que el caso no se convierta en un número más.